Archivos de la categoría ‘The Doors’

Ultimas imágenes del naufragio

Publicado: 29 julio, 2007 en The Doors

Registra el primer concierto de la última gira con Morrison, un show mágico y caótico. Fue el 10 de abril de 1970, en Boston. Sale en un álbum triple.

Una instantánea de la banda en el epicentro de su turbulenta travesía". Aunque la frase de Ray Manzarek, tecladista de The Doors, sea más una gélida definición que un recuerdo de vida, es cierto. Se refiere al show que dio la mítica banda en Boston, un año antes de la muerte de Jim Morrison (que ocurrió el 3 de julio de 1971). Y, también, al disco en vivo que registra ese concierto y que, recién ahora, se edita internacionalmente en un álbum triple: The Doors, Live at Boston.

"Adolf Hitler todavía está vivo. Me acosté con ella anoche", bromea "Jimbo" (como Jim pide a su público que lo llame), con un poco de ironía y otro poco de tímida incorrección. Es antes de empezar uno de sus famosos temas: Light My Fire, en una versión larga y mechada con otras canciones, justo a mitad de una de las dos presentaciones que hizo The Doors la noche del 10 de abril de 1970. Y que capturó este disco, claro.

Más allá del mérito musical (y como suele suceder en muchos registros "vivos"), el logro de este cd es decididamente testimonial: da cuenta del caos y la gloria en esta presentación en Boston Arena, que es la primera del tour presentación de Morrison Hotel (en la última gira de The Doors con el cantante). Y también es la primera, luego de un largo "recreo forzado" que se tuvo que tomar la banda por escándalos varios (Jim había sido acusado de exhibición obscena en Miami y los papis lo veían como una pésima y peligrosa influencia para sus hijos). Aquí aparece la figura protagónica de Morrison, con sus raptos de lucidez -y también los de incongruencia–: como cuando entona como un frenético poseso, grita y, finalmente, hace lo que mejor le sale: cantar. Aunque a veces uno se confunda a Jim con su diferentes alter egos, como Val Kilmer (protagonista de la biopic sobre The Doors) y Ian Astbury, que lo "reemplazó" en la gira que los trajo a la Argentina, y viceversa.

"Tal vez sólo estaba fingiendo que estaba arruinado", arriesga Krieger sobre Morrison en el booklet de Live at Boston. Y admite que "la gente quería tener la chance de ver un show horrible pero también la posibilidad de presenciar la magia". Y aquí es donde está el valor del disco:Live… (un álbum "nuevo" después de tanta recopilación de temas ya editados) es una sucesión de blues psicodélicos con excelente sonido, donde sobresale el trabajo del ingeniero y productor Bruce Botnick, que trabajó antes con The Doors y también con la banda Love (co-produjo junto a Arthur Lee el tercero de este grupo: el genial Forever Changes).

A exactos 40 años del primer disco de The Doors, la banda (o lo que queda de ella, con una baja y Krieger y Manzarek enfrentados al baterista John Densmore) abre el cofre de los recuerdos y permite una mirada retrospectiva en este disco, donde hay mucho parlamento de Morrison y donde se destacan algunos de sus mejores temas: Roadhouse Blues, When the Music’s Over, y la encantadora Alabama Song.

Fuente: clarin.com

 
 

Bienvenido a la Noche, Jim Morrison

Publicado: 29 marzo, 2007 en The Doors
 Cuando alguien escribe sobre Jim Morrison, ya sea por la edición o reedición de alguno de sus discos junto a The Doors o simplemente por dar a conocer una de sus facetas más desconocidas en español (como lo es su poesía), no se puede dejar de asumir, sea cual sea el aspecto de su vida que se quiera tocar, que siempre estarán entremezclados el mito y la realidad.

    Ya es un lugar común referirse a su trayectoria como vocalista de The Doors y a más de alguna de sus más transgresoras y memorables presentaciones, según dan cuenta videos e historiadores de la música rock. No obstante, tratándose en esta oportunidad de una necesaria traducción de sus poemas a nuestro idioma, cuyas ediciones originales incluyen, entre otras, The Lords and the New Creatures (1971) y An American Prayer (1983), hay rasgos de su poética y su actitud ante el arte como forma de vida que están fuertemente marcadas por la irreverencia y la agresividad, lo que a nuestro entender es el producto de un sentimiento de pérdida, espontáneo y doloroso durante los primeros años de su vida, pero sarcástico y corrosivo en su juventud, dueño de la más absoluta lucidez respecto a las armas a utilizar y los destinatarios de su visión del mundo.

    Su propuesta literaria es fácilmente reconocible: destruirlo todo, apurar si era posible el Apocalipsis, para luego convocar a su público a entrar “al dulce bosque” (véase El Cruce/The Crossroads). Algo así como el “buen salvaje” aniquilándolo todo para retornar al estado originario de la creación. También esto ya lo había sentido Rimbaud, uno de sus poetas más leídos, quien intentando reinventar la vida humana invitaba a sus lectores a entrar a “las espléndidas ciudades”, donde se encuentra la esperanza.
    Hay zonas y momentos de la infancia reconocibles con verdadera ternura por el poeta Jim Morrison, porque pese a los reiterados llamados en sus poemas a romper con los valores familiares, siempre es posible descubrir, aún en una infancia infeliz, dulces recuerdos que sólo puede retener la imaginación de un niño. Así es como Morrison añora “(…) sentir/El canto/de los gorriones/y sentir la infancia”. Este sentimiento de pérdida viene a representar, desde la perspectiva de una adultez conflictiva y de ciudades degradadas, el último contacto suyo con un mundo lejano, transparente y entero, pero ya no recuperable (ver poema “Si solamente”).

    El acto sexual mismo deja de significar para el poeta una instancia generadora de vida. El sexo se transforma, así, en un arma vergonzante y avasalladora utilizada no sólo contra la mujer sino contra una sociedad percibida como la “gran puta” a vencer, que deviene en una abstracción que hay que revolcar en su propio lodo: “yo culié la escoria de las ruinas/de un Imperio (…)”. (Ver poema “I fucked the dregs…”). Hay un evidente afán por hacerlo estallar todo, de castigar y castigarse, como Billy, el asesino psicópata, por ejemplo, protagonista de su breve guión cinematográfico “The Hitchhiker”.

    Por sobre lo apolíneo prevalece, preferentemente, lo dionisíaco, con un sentido perverso de lo heroico. Como en el poema “La tentación original…”: “La tentación original era destruir/Los precipicios. La carretera. Los muros”. También percibimos cierto sentido romántico en su forma de plantearse la evasión, sintiéndose un verdadero Simbad en busca de aventura: “(…) ¡Arca! ¡Arca!/Cathay o Venecia. Mundos más allá,/y/Mundos después”. Pero, sin embargo, los significados últimos que subyacen siempre serán los de su patria personificada en el mito y la degradación: “Sueños LSD y Reinas españolas/L’America (¿otra?,¿solitaria?, ¿voz? (…)/L’America/Árbol amargo de la conciencia”.

    Para concluir, podemos decir que las dificultades de traducción que presenta la poesía de Jim Morrison son las mismas que puede llegar a manifestar cualquier obra poética. Más allá de la preocupación primera que viene a ser la transcripción del sentido primitivo de un idioma a otro, que existe siempre que se trata de traducir, hay una serie de problemas propios en la traducción de un poema, entre los cuales están el captar los sentidos secundarios o el doble sentido, replicar una rima y mantener el ritmo del lenguaje. Algunos de estos problemas surgen en los poemas de Morrison que han sido antologados aquí. Por ejemplo, en The Original Temptation se encuentre la frase “The original heroism was to fall, To ball. The all”. La rima, constituida por las tres palabras fall/ball/all, no se pudo conservar completamente en la versión española, sin embargo fue posible reproducir parte del efecto sonoro con las dos palabras caer/culiar, que empiezan y terminan con las mismas letras.

    En el mismo poema las palabras “steel and chrome” son traducidas por “acero y cromo”, dando una rima en español que no existe en inglés. Así se consigue una “compensación”, dentro del mismo poema, para la rima que falta en el ejemplo previo.

    Siempre en “The Original Temptation” aparece un juego con “Top of the pile” y “The heap”, ya que “top of the heap” viene a ser el equivalente de “top of the pile”, pero con un contenido figurativo que significa “lo mejor” o “lo más alto”. En la versión española sólo se pudo conservar el sentido de las palabras, y no el juego.

    En “Woman´s Óbice” ocurre una suerte de aliteración con las palabras “gloom gloom domo ruin”. Al traducir la frase por “oscura tristeza desastre ruina” se mantiene una aliteración en la medida en que tres de las palabras terminan con la letra “a”. Para poder utilizar esta aliteración y, al mismo tiempo, exprimir los dos sentidos de la palabra “gloom”, que son “oscuridad” y “tristeza”, fue necesaria la construcción “oscura tristeza”, separada del resto de la línea por una coma. Esto, a su vez, obligó a otra pausa después de “desastre” para mantener la percepción de tres ideas distintas con cuatro palabras.

    Y, para terminar, surge otra clase de complicación, en “L’America”. Aquí se emplea una palabra inglesa alterada, que es “fumidor”. Tanto en inglés como en español esta palabra evoca la idea general de humo o de fumar. De hecho, existe en inglés la palabra “humidor”, que es un recipiente para guardar tabaco. Su traducción es español es “humidificador”, pero para conservar la alteración hecha a la palabra inglesa por Morrison, se optó por dejar en la versión española el vocablo “fumidificador”.

L’America

Sueños LSD y Reinas españolas
              L’America (¿otra?, ¿solitaria?, ¿voz?)
Niño asmático, el fumidificador
              L’America
Duquesa, conejo, el bosque bordeando el camino
              L’America
Pearl Harbor – Estallado en el camino
              L’America
Concebido en una ciudad – balneario
              L’America
Importancia de playas o lagos
              L’America
Lavamanos, serpientes, cavernas c/agua
              Florida
Homo/-sex/-ualidad
              L’America
Religión & Familia
              L’America
Caída del avión en el Bosque del Este
              Virginia
Lanzándose de un bombardero sobre los arrozales
              L’America
Guerrilleros en el pueblo
              L’America
Árbol amargo de la conciencia
              L’America
Un veloz auto en la noche – la carretera
              L’America
Avance de la Buena Enfermedad
              L’America.

Bienvenido a la Noche, Jim Morrison

¿Demonio?

Publicado: 29 marzo, 2007 en The Doors
Hola Comunidad, el motivo de este post es que de acuerdo a lo que me concierne y en parte a la teoría Morrison-Controversia (por así llamarlo) me he topado con este dato muy importante y quiero compartirlo; es por eso el titulo “Demonio” creo yo, que abre parámetros y da el enfoque que en si se manifiesta a lo que habitualmente sucumbió a Jim; pues a fin de cuentas este mensaje es parcial; pero no deja de ser interesante, sobre todo el paradigma que encerró Morrison de acuerdo a las lecturas que tomo como base de Nietzsche:

"Demonio, demoníaco. Estas palabras han sufrido ya tantas interpretaciones desde su primitivo sentido
místico religioso en la antigüedad, que se hace necesario revestirlas de una interpretación personal.
Llamemos demoníaca a esa inquietud innata, y esencial a todo hombre, que lo separa de sí mismo y lo
arrastra hacia lo infinito, hacía lo elemental. Es como sí la Naturaleza hubiera dejado una pequeña porción
de aquel caos primitivo dentro de cada alma y esa parte quisiera apasionadamente volver al elemento de
donde salió: a lo ultra humano, a lo abstracto

El demonio es, en nosotros, ese fermento atormentador y convulso que empuja al ser, por lo demás tranquilo, hacia todo lo peligroso, hacia el exceso, al éxtasis, a la renunciación y hasta a la anulación de sí mismo. En la mayoría de las personas, en el hombre medio, esa magnífica y peligrosa levadura del alma es pronto absorbida y agotada; sólo en momentos aislados, en la crisis de la pubertad o en aquellos minutos en que por amor o simple instinto genésico ese cosmos interior entra en ebullición, sólo entonces domina hasta en las existencias burguesas más triviales y, sobre el alma, reina ese poder misterioso que sale del cuerpo, esa fuerza gravitante y fatal si no lo sabes controlar.

Todo espíritu creador cae infaliblemente en lucha con su demonio, y esa lucha es siempre épica, ardorosa
y magnífica. Muchos son los que sucumben a esos abrazos ardientes -como la mujer al hombre-; se
entregan a esa fuerza poderosa, se sienten penetrar, llenos de felicidad, para ser inundados del licor
fecundante.

Pero es en los que sucumben en esa lucha en quienes podemos ver más claramente los rasgos pasionales de la misma, y principalmente en el tipo del poeta que es arrebatado por el demonio; por eso he escogido aquí las tres figuras de Hölderlin, Kleist y Nietzsche como las más significativas para los alemanes, pues cuando el
demonio reina como amo y señor en el alma de un poeta, surge, cual una llamarada, un arte característico:
arte de embriaguez, de exaltación, de creación febril, un arte espasmódico que arrolla al espíritu, un arte
explosivo, convulso, de orgía y de borrachera, el frenesí sagrado que los griegos llamaron pavta y que se da sólo en lo profético."

Yo amo a aquellos que no saben vivir más
que para desaparecer, porque ésos son los que pasan
al otro lado.
NIETZSCHE

Si desaseas saber más sobre este libro el nombre es: “La lucha contra el demonio” de Conrad Fernninand Meyer, yo lo recomiendo.

Gracias.

Navegando por Internet me tope con este interesante y contrastante (sobre todo el titulo) libro lanzado apenas con la primera edición en Mayo, si alguien lo encuentra, no duden en adquirirlo. Los últimos Blogs perdidos: De Jesús a Jim Morrison contiene centenares de artefactos descubiertos escritos por las personalidades más infames de la historia e incansable ha sido compilado y corregido por el erudito y el historiador, Paul Davidson de W.O.M.P. Los millares de años y de horas-hombre arqueológicas en la fabricación, estos Blogs perdidos finalmente pondrán para reclinar el excedente del discusión si o los iconos históricos no bien conocidos se aprovecharon realmente de tecnologías blogging antiguas.
Gracias a la ayuda filantrópica abundante de nuestros miembros y a millones de dólares en concesiones internacionales de la investigación, el W.O.M.P. (World Organization Manuscript Preservation) están orgullosos en anunciar la publicación del archivo epistolar más significativo de los documentos digitales antiguos que se harán públicos.
 
Author:      Davidson, Paul
Publisher:     Warner Books Inc
Publish Date:     May 2006

Muy interesante ¿no?
Saluditos Colegas.

Comunicado Oficial de Prensa, Marzo 14 del 2007.
Los Angeles, CA (Billboard Publicity Wire)

Los miembros fundadores de The Doors Ray Manzarek y Robby Krieger han elegido al ex-miembro de la banda "Fuel" Brett Scallions para ser el vocalista de su proyecto Riders on the Storm. Brett ocupará el lugar de Ian Astbury quien abandonó la banda el pasado mes de Febrero.

"Brett está abordo y estamos felices de tenerlo, tiene una gran voz y mucho carisma" mencionó el tecladista Ray Manzarek. Brett Scallions abandonó Fuel a inicios del 2006 después de ser el vocal durante casi una decada de esta banda multi-platino. Scallions buscó trabajar con Manzarek y Krieger. "Riders On The Storm" es manejado por Tom Vitorino Management, y representado por The Kirby Organization.

"Jim Morrison nunca podrá ser reemplazado, pero este proyecto nunca se ha tratado de eso", expresó el guitarrista Robby Krieger; "Se trata de darle voz al cuerpo de trabajo que hemos creado con Jim en una puesta en vivo".

La banda de rock Fuel, mejor conocida por canciones como Hemmorage, Bittersweet y Shimmer, intentó en vano reclutar a Chris Daugherty participante de American Idol, como su reemplazo.

"Tener la oportunidad de compartir el escenario con estos grandes músicos es lo más excitante de todo lo que he hecho. Estoy muy orgulloso de ser parte de esto", declaró el vocalista.

Los Juguetes del Rock

Publicado: 22 marzo, 2007 en The Doors
A propósito de mercadotecnia y otras parafernalias hace un par de años atrás la compañía de juguetes Mc Farlane dedicada a manufacturar y vender juguetes de superhéroes inicio un nuevo mercado que para muchos seguidores y fanáticos de grupos de rock se abren nuevas expectativas de coleccionar no solo CD, posters, libros, etc. sino que podrás tener en tu colección al Rey Lagarto en muñeco, como ves, la verdad es que yo desconocía por completo este tipo de supuestos homenajes según la Cia. Mc Farlane. Con anterioridad llegue a ver a los personajes de Kiss que al parecer son los que tienen más difusión en esto de los muñecos de plástico. Ustedes que opinan? Para estas fechas me imagino que algunas personas de esta comunidad pueden tener algún muñeco de estos y sino es que la de JM. Tributo o no tributo? Necesitan los actuales Doors este tipo de regalías?

¡Recomienda esta página a tus amigos!

¡Paren las rotativas! ¡Jim Morrison tuvo un hijo! Y esto no queda ahí: ¡el muchacho vendría a actuar a la Argentina a fines de abril! Pero nada es tan sencillo cuando de por medio está la sombra de esta leyenda del rock mundial a quien durante los últimos treinta y cinco años se le han dedicado extensos trabajos de investigación con el único objetivo de descifrar si realmente ha muerto aquel 3 de julio de 1971 o aún sigue vivito y coleando en algún recóndito pueblito de Asia, Africa o América latina.

Sí, Cliff Morrison asegura ser el hijo de James Douglas Morrison, el Rey Lagarto, el poeta sex-symbol que mejor encarnó eso de "sexo, drogas y rock and roll" desde la composición y la voz del grupo The Doors y que también dejó un cadáver bonito en una bonita tumba francesa -en Père- Lachaise, París- y un mito que no conoce de límites ni de techos, aun en tiempos de Internet, cultura pop y clones con certificado.

Y sí, en la Argentina acaban de editar su único álbum, Know Peaking -grabado junto a un grupo de músicos suspicazmente bautizados The Lizard Sun Band y concebido originalmente en 1999-, a través de la Unión de Músicos Independientes y con la distribución de Pattaya SRL.

Con esta excusa, una productora local tenía programado traer al mismísimo "supuesto" hijo de Jim Morrison a Buenos Aires, el 1° del mes próximo, para presentar su álbum acompañado por tres músicos argentinos. Pero -siempre parece haber un pero si del apellido Morrison se trata-, ciertos, y aparentemente pasados, problemas con la justicia norteamericana, no le han permitido aún realizar los trámites pertinentes para salir de su país. Por lo tanto, desde la agencia de prensa contratada en el país sostienen: "Ya no sabemos cómo va a seguir la historia, pero nos aseguraron que para fines de abril va a poder venir. La idea de la productora es que se presente en The Roxy acompañado por una banda compuesta por argentinos".

Según la historia oficial contada por el propio Cliff, su madre, Lorraine, mantuvo un fugaz romance -"durante dos semanas"- con el Dionisio del rock a fines de los convulsionados años 60. "Además, el padre de Jim Morrison lo reconoció como nieto", sostienen desde la agencia de prensa, agregando datos a una biografía de lo más confusa. Mucho más si se tiene en cuenta que el tal George Morrison, el militar retirado padre de Jim que el último año quebró el silencio con un libro sobre su hijo en el 40° aniversario de la creación de The Doors, es al que el mismísimo rockero le dedicó uno de los versos/diálogo más famosos de, quizá, su himno más logrado: "-¿Padre? -Sí, hijo. -Quiero matarte", gritaba Jim en medio del tema "The End".

Por último, Cliff acredita un papiro más: en su disco colaboró un tal Waylon Krieger, hijo legítimo de Robby, el guitarrista de The Doors, que visitó el país en octubre de 2004 (la banda cumplió el sueño de miles de fanáticos argentinos con un concierto en el estadio de Vélez Sarsfield y con Ian Astbury en el lugar de Jim Morrison).

De todas formas, los fans más ortodoxos de The Doors alrededor del mundo no dan crédito al cuento de Cliff: "El asunto de Cliff Morrison se trata de una farsa, parece ser que se le ofreció a éste y a su madre la posibilidad de una prueba de ADN y no aceptaron", dicen desde uno de los foros de la página oficial del grupo que torció para siempre la historia del rock universal hacia el otro lado, el lado más salvaje. Mientras tanto, la memoria de Jim Morrison sigue sin descansar en paz.

 


Por Sebastián Ramos
De la Redacción de LA NACION

Link permanente: http://www.lanacion.com.ar/889139