Día de Muertos

Publicado: 1 noviembre, 2007 en Sin categoría
Cada género tiene sus ídolos, y seguidores, por lo que en estas fechas se venera a los más conocidos, y no faltarán fanáticos que le pondrán velas a músicos como Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Kurt Cobain o el mismo Rockdrigo González, aunque también queda claro que hay otros a los que pocos recuerdan.

Son los músicos olvidados, idolatrados por unos cuantos que los han convertidos en artistas de culto a través de sus materiales en "booglet" (grabaciones piratas), porque son desconocidos hasta para las mismas compañías, por lo cual hacen difícil el acceso a su música fuera de una herramienta como el internet.

Por esta razón cantantes como Elliott Smith, Nick Drake, Karen Dalton, Nico y muchos otros, que han trascendido entre circuitos de músicos, han influenciado a generaciones y cambiado estilos.

Entre ellos puede evocarse al cantante de folk Nick Drake, quien nació en Birmania, pero paso toda su vida en Inglaterra, estudio literatura inglesa y poco después descubrió su vocación como cantautor, apenas vendió una decena de discos pero logró trascender entre los amantes del género.

Murió el 25 de noviembre de 1974 a los 26 años, como resultado de una sobredosis de antidepresivos, que tomaba para poder dormir, según se dijo en su momento, además de que se especuló sobre si su muerte fue accidental o suicidio.

Lo cierto es que Nick pasó los últimos años de su vida sumido en una depresión, por la que ingresó en nosocomios en ciertas ocasiones. Sus discos reflejan parte de este tormento, entre ellos: "Five leaves left" (1969), "Bryter layter" (1970) y "Pink moon" (1972).

Este último es el más comercial y puede encontrarse actualmente, si se tiene la suerte en algunas tiendas, los otros están prácticamente en el olvido y no hay planes de una reedición, sin embargo Nick Drake sigue cosechando temas.

En agosto de 1986 se publicó una caja con sus tres álbumes que añadía un disco con cuatro canciones grabadas en 1974 y otros trabajos inéditos, tales como "Fruit tree". Este disco adicional fue publicado un año después por separado con el título "Time of no reply".

En 2004, siendo Nick Drake ya un artista de culto y a punto de cumplirse 30 años desde su muerte, se publicó "Made to love magic", un álbum que contiene grabaciones inéditas de algunas de sus canciones, arreglos añadidos a otras y un tema nuevo, desaparecido hasta entonces.

Elliott Smith, por su parte, vivió una vida llena de alcoholismo y depresión, nació el 6 de agosto de 1969, su instrumento primario fue la guitarra acústica, acompañada en otras canciones por bajo, batería y piano, entre otros, todos instrumentos que dominaba.

Su característica voz, como susurró fue el timbre principal, que conquistó a los espectadores, después de ser un cantautor prácticamente desconocido a inicios de los años 90.

La fama le llegó en 1998 cuando su canción "Miss misery", escrita para la película "Good will hunting", fue candidata a los premios Oscar por Mejor Canción Original.

A partir de ahí, la compañía Dreamworks, propiedad de Steven Spielberg, los firmó para que publicara "XO" y "Figuere 8", y de ahí obtuvo una fama moderada, sin embargo dado su origen indie, planteó a la empresa que su siguiente disco "From a basement on the hill" se publicara en un sello independiente.

Lamentablemente Elliott, murió en 2003, a los 34 años, de dos puñaladas en el pecho que aparentemente eran auto provocadas. Las circunstancias de su muerte se han puesto en duda recientemente, sin embargo el disco, fue causa de conflictos pues las mezclas finales que han argumentado algunos de sus allegados no corresponden a las que tenían en mente el cantautor.

Otra por evocar es Christa Päffgen, mejor conocida como Nico, actriz, modelo y cantante, cuya participación en el primer disco del grupo The Velvet Underground, su semblante lánguido y enigmático cautivó a diversos artistas desde Andy Wahrol hasta Bob Dylan, así como a numerosos seguidores.

Tras su paso por el grupo de Lou Reed, inició una carrera en solitario con discos como "Chelsea girl", "The marble index" y "Camera obscura", entre otros, la mayoría de ellos fuera de catálogo en México y sólo se pueden conseguir bajo pedido en algún portal especializado en internet.

Por último y no menos importante, Karen Dalton, una cantante estadunidense de folk, sureña y sentimentalmente una cazadora solitaria, quien tras su muerte legó a la escena musical dos discos un tanto inadvertidos: "It’s so hard to tell who’s going to love you the best" (1969) y "In my own time" (1971).

Ambos grabados casi a fuerzas por personajes que creían más en ella que ella misma, de ahí sus títulos, pero sin duda las dos auténticas obras maestras de la música tradicional y folklórica de Estados Unidos. Sigue Veneran fans… tres…Unidos.

Bob Dylan llegó a decir: "Mi cantante favorita por aquel entonces era Karen Dalton (…) Tenía una voz parecida a la de Billie Holiday y tocaba la guitarra como Jimmy Reed".

Sin embargo, y tras el relativo éxito que tuvo, nunca volvió a grabar un disco, se alejo de la música y demacrada, sin el reconocimiento de nadie, murió en la completa vagancia en 1993, en las calles de Nueva York.

Todos estos cantantes tuvieron algo en común, talento musical, pero muchos han pasado al olvido, en tanto que otros aún son homenajeados por unos cuantos, pero este Día de Muertos, para unos no estará de más prenderles una vela y poner una calavera de azúcar en su memoria.

Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s