¿Demonio?

Publicado: 29 marzo, 2007 en The Doors
Hola Comunidad, el motivo de este post es que de acuerdo a lo que me concierne y en parte a la teoría Morrison-Controversia (por así llamarlo) me he topado con este dato muy importante y quiero compartirlo; es por eso el titulo “Demonio” creo yo, que abre parámetros y da el enfoque que en si se manifiesta a lo que habitualmente sucumbió a Jim; pues a fin de cuentas este mensaje es parcial; pero no deja de ser interesante, sobre todo el paradigma que encerró Morrison de acuerdo a las lecturas que tomo como base de Nietzsche:

"Demonio, demoníaco. Estas palabras han sufrido ya tantas interpretaciones desde su primitivo sentido
místico religioso en la antigüedad, que se hace necesario revestirlas de una interpretación personal.
Llamemos demoníaca a esa inquietud innata, y esencial a todo hombre, que lo separa de sí mismo y lo
arrastra hacia lo infinito, hacía lo elemental. Es como sí la Naturaleza hubiera dejado una pequeña porción
de aquel caos primitivo dentro de cada alma y esa parte quisiera apasionadamente volver al elemento de
donde salió: a lo ultra humano, a lo abstracto

El demonio es, en nosotros, ese fermento atormentador y convulso que empuja al ser, por lo demás tranquilo, hacia todo lo peligroso, hacia el exceso, al éxtasis, a la renunciación y hasta a la anulación de sí mismo. En la mayoría de las personas, en el hombre medio, esa magnífica y peligrosa levadura del alma es pronto absorbida y agotada; sólo en momentos aislados, en la crisis de la pubertad o en aquellos minutos en que por amor o simple instinto genésico ese cosmos interior entra en ebullición, sólo entonces domina hasta en las existencias burguesas más triviales y, sobre el alma, reina ese poder misterioso que sale del cuerpo, esa fuerza gravitante y fatal si no lo sabes controlar.

Todo espíritu creador cae infaliblemente en lucha con su demonio, y esa lucha es siempre épica, ardorosa
y magnífica. Muchos son los que sucumben a esos abrazos ardientes -como la mujer al hombre-; se
entregan a esa fuerza poderosa, se sienten penetrar, llenos de felicidad, para ser inundados del licor
fecundante.

Pero es en los que sucumben en esa lucha en quienes podemos ver más claramente los rasgos pasionales de la misma, y principalmente en el tipo del poeta que es arrebatado por el demonio; por eso he escogido aquí las tres figuras de Hölderlin, Kleist y Nietzsche como las más significativas para los alemanes, pues cuando el
demonio reina como amo y señor en el alma de un poeta, surge, cual una llamarada, un arte característico:
arte de embriaguez, de exaltación, de creación febril, un arte espasmódico que arrolla al espíritu, un arte
explosivo, convulso, de orgía y de borrachera, el frenesí sagrado que los griegos llamaron pavta y que se da sólo en lo profético."

Yo amo a aquellos que no saben vivir más
que para desaparecer, porque ésos son los que pasan
al otro lado.
NIETZSCHE

Si desaseas saber más sobre este libro el nombre es: “La lucha contra el demonio” de Conrad Fernninand Meyer, yo lo recomiendo.

Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s