Acapara reflectores documental sobre Pere Lachaise

Publicado: 1 octubre, 2006 en Mis Noticias.
Honigmman presenta el único largometrage de este género que compite por la Concha de Oro. La idea surgió hace diez años cuando visitaba un cementerio andaluz y conoció a una mujer que le explicó que sólo fumaba cuando acudía allí a visitar a su marido fallecido, al que le cantaba una canción de Lorca, "La Parrala".

"Forever" indaga en la fuerza del arte y en el concepto de eternidad, pues "las obras de arte, sobre todo las buenas, nos sobreviven a todos nosotros".

La directora afincada en Holanda perfila la relación entre la vida y la muerte, entre el amor y la inmortalidad a través de la huella que ha dejado el arte en los vivos.

Y lo sugiere desde el cementerio parisino de PSre-Lachaise, donde su cámara capta a admiradores que acuden a visitar los artistas de diferentes épocas y naciones que allí descansan como el pianista Frederic Chopin (1810-1849), el escritor Marcel Proust (1871-1922) o el pintor Amadeo Modigliano (1884-1920), así como el cantante estadounidense Jim Morrison, el escritor iraní Sadegh Hedayat, o el escritor irlandés Oscar Wilde, entre muchos otros.

Con sus relatos Honigmann traza un emocionante collage de pequeñas pero sorprendentes historias.

"Es un documental sobre el amor y la muerte, y el consuelo, la inspiración que el arte nos puede dar", explicó la directora, quien dijo sentirse especialmente impresionada con la historia de la muchacha japonesa que abre la película.

Se trata de una estudiante de piano en París que va de vez en cuando a ponerle una flor a Chopin. Comenzó a estudiar piano a los cinco años gracias a su padre, y cada vez que toca Chopin se lo dedica a su padre, que falleció hace más de siete años por exceso de trabajo.

Honigmann va desgranando poco a poco historias que jamás habrían sido tema de una película y que sin embargo resultan impresionantes como la de un muchacho coreano que, apasionado por Proust, viajó adrede a París a visitar su tumba, sobre la que depositó unas magdalenas.

"La tumba de Proust, es muy especial. Nadie lo ha leído pero la gente pasa a saludarlo porque es un gran nombre", comentó la directora.

Otro de los testimonios sorprendentes es el de un tanatólogo que estudió Bellas Artes y se emociona con las pinturas de Modigliani. "Sus cuadros tienen una fuerza tremenda pero también una melancolía serena", afirma el joven, quien se enfrenta a diario con la muerte en su trabajo, donde arregla los cadáveres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s