Clandestino.

Publicado: 15 septiembre, 2006 en Mis Poemas

 

Impaciente espero, la caída del muerto,
no te entrometas en cicatrices
no aceleres el mal;
ya cargado vengo, blasfemia y lujuria,
esos son mis pasatiempos.

Cobija barata, inquietudes,
esclavo y enfermo
no asimilas las noches
de las que son de encargo
tus desgarramientos.

Pura y solemne
así te encuentras en la cama,
nn brama y sollozando,
lames mis venas de la torcida flecha
caliente y dormida, doncella maldita.

Convierte en rió la sangre abundante,
no encuentro el jadeante velo,
que perforaba tu pecho
las noches son cortas
sin tu clandestino cuerpo.

Ya exalta tu memoria,
no dejes caer la mía
nos vamos acercando al Limbo,
una vez más deberíamos tocarnos
la encarnada vela de tus labios esta en la mía.

Rosales y olivo;
el clavo en tus medias, las mías……….
……….sonoras sonrisas………
y el ocaso se pierde entre las desterradas
fisuras de tu cuerpo,
viertes el líquido en tu anhelo.

03.12.04
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s